• Inicio
  • Programas
  • Staff
  • Contacto

 
 
 

    18-07-2017
 

Te extrañamos Negro



 



Y sí, te extrañamos mucho Negro, porque desde aquel 19 de julio del 2007 en que al cielo se le ocurrió llamarte, seguramente no imaginaste el vacío que dejabas acá abajo entre nosotros. Claro que para recordarte nos quedan tus obras, tus personajes como Inodoro Pereyra, Boogie, el aceitoso o tus maravillosos cuentos. Pero igual te extrañamos, porque por vos aprendimos a reírnos de las cosas cotidianas, a conocer el gusto acaramelado de las charlas entre amigos. Nos embriagamos de la literatura futbolera y entendimos que Rosario siempre estuvo cerca. Por vos se nos dibujaba una sonrisa en el momento menos pensados y lo que es peor se la contagiamos a otros.

Seguro allá arriba estarás pasándola bien, hablando de fútbol y de la vida con el Gordo Soriano, que mientras vos le comentarás de tu querido Rosario Central, él te hablará de su San Lorenzo, hasta que llegue Sábato y exponga sobre Estudiantes de La Plata. Y si de hablar de fútbol y de la vida se trata seguro que en esa mesa hay lugar para Galeano y Gelman, y hasta Pasolini y Camus se prenderán en esas tertulias. Sí ya sé lo que me vas a decir. Que Borges está en otra mesa, un tanto apartado, con una mano apoyada en su bastón, mientras ustedes discrepan sobre cómo veintidós tipos pueden correr detrás de una pelota. El tema es que no es solo el hecho de un partido en sí, sino la cantidad de sucesos que trascienden a ese partido, a todo lo que genera ese objeto redondo que puede ser de cuero, de tiento o simplemente de trapo.

Todo muy lindo pero mientras tanto nosotros seguimos extrañándote, como empezamos a hacerlo aquella tarde en que te fuiste, justo antes del día del amigo como si fuese una ironía del destino. Justo vos que hiciste un culto de la amistad, dejabas una silla vacía en “El Cairo”, tu lugar en el mundo allá en Rosario y sí dónde iba estar ubicado ese bar. Aquella noticia de tu final anunciado por esa puta enfermedad nos sumergió en la tristeza y ahí fue cuando al igual que a Mendieta se nos escapó una lágrima y dijimos lo mismo, pero lo mismo que dijo él. Qué lo parió.

 

 

 




Autor: Rodrigo Gaite
Visitas: 131

Noticias Destacadas

Entre músico y profeta

Causa judicial finalizada antes del primer traslado por desconocerse la legislación canónica

El 18/11 se presenta el libro: "El Payador de la Redonda Vida de Gabino Sosa

 

 

 

pancho boy
sofiplast

 

 

 

TodosUnoTV en sus transmisiones en exteriores utiliza Equipamiento LR-TECH

refrigeracion d.a.s

 

 

 

 

 

IMPORTANTE: Los artículos y comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan.

Diseño Web y Hosting WDLHOSTING Todos los derechos Reservados ecoestadistica.com