12-09-2016
 

Wawrinka sigue haciendo historia



 



Enero de 2014. A dos meses de cumplir los 29 años, Stanislas Wawrinka era uno de los tantos tenistas del circuito ATP que soñaba con conquistar un Grand Slam, Torneos que desde hacía casi diez años quedaban en manos de Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic, Andy Murray y, solo una vez, el argentino Juan Martín Del Potro. Claro que los antecedentes, en cuanto a resultados, no lo favorecían: su mejor logro fue la semifinal en el Abierto de Estados Unidos en septiembre de 2013. Su poderoso revés a una mano solo hacía que quedara en, apenas, un buen jugador del circuito.
Sin embargo, todo cambió. Desde el 5 de enero de 2014 disputó 11 finales por torneos individuales Una más si sumamos la serie por la final de Copa Davis entre Suiza y Francia en noviembre de 2014 (le dio el primer punto al equipo helvético al ganarle a Jo-Wilfred Tsonga y disputó el dobles junto a Roger Federer al día siguiente). Además, junto a su compatriota ganó la medalla dorada en dobles en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.
Pero con 30 años debía demostrar que no había sido un milagro su triunfo en Melbourne. Para eso siguió jugando a un gran nivel y llegó a ser número 3 del Ranking masculino. Como si esto fuera poco, en 2015, postergó el sueño del entonces (y actual) número 1: coronarse en París. Con dicho logro se convirtió en el primero, en la última década, en conseguir dos GS después de los “Big Four”: Federer, Nadal, Djokovic y Murray.
Casualidad o no, la historia marca que las únicas tres veces que el nacido en Lausana derrotó a Nole en un torneo Major lo hizo luego de perder el primer set (dos de ellas en finales: en Francia: 4-6, 6-4, 6-3 y 6-4 y en EE.UU.: 6-7 (1-7), 6-4, 7-5 y 6-3; la otra en cuartos en Australia 2014 (2-6, 6-4, 6-2, 3-6 y 9-7), certamen que también conquistó):
El ex tenista y finalista de Roland Garros 2000, el sueco Magnus Norman comenzó a entrenarlo a fines del año 2013. El suizo solo había conquistado cuatro torneos ATP. En 2014 comenzó una racha soñada para propios y extraños: alcanzó un record en finales de 15-9, conquistando las últimas 11 que disputó; logró tres torneos de GS y, con 31 años y a una edad en la que el físico comienza a pasar factura, Stan se convirtió en el quinto jugador de la Era Abierta en ganar dos o más Gran Slams con 30 o más años. Un grupo que comparte junto a jugadores de la talla de Ken Rosewall, Rod Laver, Andre Agassi, Roy Emerson.
Tal vez el éxito de este momento se encuentre en su gesto al señalarse su cabeza con el dedo índice o el tatuaje que lleva en uno de sus brazos: "Ever tried. Ever fail. No matter. Try again. Fail again. Fail better" (¿Lo intentaste? ¿Fracasaste? No importa. Vuélvelo a intentar. Fracasa otra vez. Fracasa mejor). Palabras que pertenecen al escritor irlandés Samuel Beckett y que le demuestran a todos sus rivales que, para vencerlo, tendrán que superarlo deportiva y mentalmente.

 

 

 




Autor: Matias Caruso
Visitas: 461

Noticias Destacadas

A puro sentimiento: El Programa de la Unión HispanoMundial de Escritores

Graciela Ovejero nos envía Poemas de su autoría

Misa - 2 Agosto 2020 - Transmisión en vivo desde la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Lomas de Zamora

 

 

 

sofiplast

 

 

 

TodosUnoTV en sus transmisiones en exteriores utiliza Equipamiento LR-TECH

 

 

 

 

 

 

IMPORTANTE: Los artículos y comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan.

Diseño Web y Hosting WDLHOSTING Todos los derechos Reservados ecoestadistica.com