22-01-2017
 

La 10 de Boca, esa pesada herencia



 



“La 10 de Boca no es para cualquiera”, es una frase trillada, pero a decir verdad no escapa de una realidad que se viene dando hace muchos años; con contadas excepciones.

La que supo usar Diego Maradona, la que marca el “distinto” del equipo, paso por varios, pero no nos vayamos tan atrás en el tiempo, empezaremos desde fines de los años 90´s

Sin lugar a dudas Riquelme fue el mejor exponente de que el 10 era el enganche, el armador de juego; fue quien mejor se la calzo y quien le hizo honor con su juego y calidad, con sus tacos y su visión de juego de un fuera de serie. En sus tres etapas en Boca la 10 siempre fue suya y si, quien se le atrevería al inventor del Topo Gigio pedirle su camiseta…

Luego varios jugadores lucieron la 10 con tanta variedad de rendimientos, aquí algunos de ellos.

Ezequiel González, nunca terminó de dar el salto de calidad, alterno buenos y malos momentos, no fue el Lequi que supo brillar en Rosario Central y tuvo un pronta salida.

El Brasilero Iarley, quien no lo recuerda por su apilada de jugadores de River en el Monumental, para lo que fue el “Baile del Siglo”, o el gol a San Lorenzo que sirvió para el título de Boca; estuvo poco tiempo, pero dejo un buen recuerdo, si bien no fue un enganche clásico, no desentonó.

Luego llegó el turno de Carlos Tevez, nunca fue enganche nato, el “jugador del pueblo”, saco pecho y se afianzo a fuerza de goles y sacrificio, de coraje y amor por los colores, un 10 con mucho amor propio.

El Pocho Insua, ganó todo lo que jugó (en su primer etapa en Boca), con su sello característico no le peso la camiseta y rindió honores al número, con una pegada privilegiada y un buen gusto por el buen futbol.

Guillermo Marino, no fue el de NOB, nunca encontró su nivel y eso se debió tal vez, al párate que tuvo por problemas extra futbolísticos con la gente leprosa; no se puedo afianzar y pago rápido las consecuencias emigrando a otra liga.

Tanto Leandro Paredes como Luciano Acosta, salidos de la cantera de Boca, habrán sentido que su sueños se cumplían cuando se pusieron por primera vez la 10 de Boca, lamentablemente Paredes no supo ser ese pibe descarado que demostró ser en la reserva y tuvo que lidiar con la comparación, y su pronta venta nos privaron tal vez de ver un mejor Paredes; por su parte Acosta no pudo estar a la altura, no pudo afianzarse y eso lo fue desgastando, hoy ya no está en la institución Xeneize y probará suerte en Estudiantes de La Plata.

Nicolás Lodeiro, quien no titubeo al pedir la 10, el uruguayo, proveniente del fútbol brasilero del “Jogo Bonito”, tuvo buenas actuaciones contadas con los dedos de una mano, querido por los hinchas igual no le falto garra y corazón para defender los colores.

Carlos Tevez en este último tiempo es el que le devolvió el brillo que los xeneizes extrañábamos, pero con su pronta salida hacia China dejo a la deriva y dudas de quien podría continuar con la 10 de Boca.

Pero Guillermo Barros Schelotto se decidió por Ricardo Centurión, un jugador cara dura, atorrante, sanguíneo, habilidoso y sobre todo querido por la gente,

En su actuación de ayer contra estudiantes de la plata lo hiso muy bien artífice del primer gol más allá que termino en contra de Lucas Diarte, pero se lo vio cómodo aunque haya recibido 15 faltas durante todo el partido, es el precio que debe pagar los habilidosos? al retirarse del campo de juego se fue ovacionado y el hincha quedo esperanzado para lo que viene en la segunda parte del campeonato argentino.

 

 

 




Autor: Gustavo Bravo
Visitas: 519

Noticias Destacadas

Graciela Ovejero nos envía Poemas de su autoría

Estreno: LOS CAMINOS DE CUBA

Anécdotas de la TV en blanco y negro

 

 

 

sofiplast

 

 

 

TodosUnoTV en sus transmisiones en exteriores utiliza Equipamiento LR-TECH

 

 

 

 

 

 

IMPORTANTE: Los artículos y comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan.

Diseño Web y Hosting WDLHOSTING Todos los derechos Reservados ecoestadistica.com