16-12-2020
 

Todo es según el cristal con que se mire



 



El gran poeta Ramón de Campoamor nos legó una frase inmortal:
«Y es que en el mundo traidor nada hay verdad ni mentira: todo es según el color del cristal con que se mira»

Perfectamente aplicable al encuentro que el lunes El Charrúa empató contra Victoriano Arenas en el difícil y bizarro estadio Saturnino Moure. Porque siempre es bueno traerse a Rosario un empate conseguido fuera de la ciudad, pero cambiamos el color del cristal y también podemos decir que viendo como se dio el partido Central Córdoba más que ganar un punto regaló dos.

En la formación del equipo ya se notaba la decisión de Vaquero de ir por la victoria, con Lescano y Lovotti bien de puntas y Treppo que en NOB jugaba de nueve parado como un media punta, con Montero de cinco y a los costados Migueles y Recalde más dedicados a crear que a obstruir. Así El Charrúa salió con todo desde el segundo uno consiguiendo un gol via Biñale (garrafal error de la defensa local en un corner) a los cinco minutos pero con anterioridad ya había tenido dos oportunidades claras en el área del CAVA que apenas lograba pasar la media cancha.

La superioridad azul se mantuvo casi todo el primer tiempo con lucidas atajadas del arquerito Véliz que lo convirtieron en el mejor jugador del partido, con tiro en el palo de Lovotti, con un gol (golazo) anulado al mismo delantero por un orsai milimétrico, daba la sensación que en cualquier momento venía el segundo gol de la visita, pero llegó el karma que viene asolando al equipo rosarino desde hace años, foul innecesario, pelota parada para el local, centro cruzado, la defensa que no salta nunca, Giroldi que no sale y gol, jugada que uno la mira y parece que fuera la repetición de los goles contra el Charrúa de varios campeonatos atrás. Así Córdoba que se tendría que ir al vestuario 3-0 se va con el 1-1.

En el segundo tiempo la cosa cambió, se notó una merma en el rendimiento Charrúa y un agrande en los jugadores del CAVA, ya el partido era más de ida y vuelta por momentos mucha más de vuelta que de ida, y nuevamente el karma, nuevamente la pelota parada, nuevamente el centro y nuevamente el gol de cabeza y estamos perdiendo 1-2.
Pero aquí hay un punto a rescatar, el técnico se la juega, mete los cinco cambios, “refresca” el equipo y luego de unos minutos de desconcierto los azules sacan garras de la flaqueza y se vuelcan al área rival. El premio llega con otra pelota parada (los cuatro goles fueron por esa vía), ejecuta Lescano que no había tenido un buen partido pero en esta demuestra toda su enorme calidad con un centro en rara comba hermoso, arremetida como un tanque de Lovotti y golazo.

De allí en más fue dominador el CC y Véliz seguía atajando y atajando, sobre la hora el que se lució fue Giroldi que se puso el traje de San Matías y sacó una pelota en impresionante volada que casi nos hace volver con las manos vacías.

Terminado el partido cabe el análisis del funcionamiento del equipo y el rendimiento de los jugadores. En la nota previa a la vuelta al futbol manifesté que no se podía exigirle el andar de un relojito suizo ni que los jugadores nos brinden su mejor versión. Dicho esto vamos a un pequeño análisis. Me encantó la predisposición del técnico de salir a ganar con una formación ofensiva, me gustó el entusiasmo de los jugadores y el compromiso que mostraron en cancha especialmente cuando parecía que se venía la noche. Los debutantes pudieron sentir el stress del debut, especialmente los chicos que vinieron del Salaito porque el cambio de categoría no es nada fácil pero en el global cumplieron. La dupla de defensores centrales si sacamos el problema al parecer imposible de solucionar de los centros que caen en nuestra área se mostraron firmes y muy bien en la salida con pelota dominada. Así que tienen un aprobado esperanzador. Quien me gustaría destacar es a quien para mí fue la mejor figura de Central Córdoba y si no lo fue del partido se debe a la actuación del arquero Véliz en el local, me refiero a Fabrizio Lovotti, se mostró fuerte, encarador, veloz y capaz de bajar unos metros y asociarse con los del medio ya que no es un típico nueve de pies redondos.

Nos ponemos el cristal color positivo y decimos que este empate se agranda en su importancia porque todos los partidos de la zona terminaron empatados, y eso nos resulta muy conveniente y nos posesiona mejor que antes de que arranque la fecha.. Digo esto porque al momento del inicio del torneo todos arrancaron con igualdad de puntos (0) y Córdoba debía jugar 5 partidos, 3 de visitantes y 2 de local, al término de la fecha todos están con el mismo puntaje (1) pero ahora Los Charrúas deben jugar 2 partidos de local y 2 de visitantes.

En un torneo tan corto resulta inevitable caer en la calculadora y esta nos indica que si ganamos los cuatro partidos sólo Victoriano Arenas nos podría empardar en la primera posición pero también debería ganar los suyos. Si ganamos 3 y empatamos uno el CAVA podría quedar primero si gana los 4, de perder uno el que podría complicarnos es aquel que nos ocasione un nuevo empate y otros resultados abren un infinito de posibilidades. Lo que sí se debe tener en cuenta es que Central Córdoba debe hacerse fuerte de local si quiere tener alguna posibilidad de ir al reducido final por el segundo ascenso.

Lo inmediato, el viernes 17 horas vamos contra San Martín en Burzaco. Difícil pero no imposible.
-Pablo Adrián -El Agrio-

 

 

 




Autor: Redaccion de TodosUnoTV
Visitas: 203

Noticias Destacadas

Unión sorprendió a Lanús sobre el final

Banfield: El semillero del sur

Lanús vs. Defensa y Justicia - Fecha 2 - Copa de la Liga Profesional 2021

 

 

 

sofiplast

 

 

 

TodosUnoTV en sus transmisiones en exteriores utiliza Equipamiento LR-TECH

 

 

 

 

 

 

IMPORTANTE: Los artículos y comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan.

Diseño Web y Hosting WDLHOSTING Todos los derechos Reservados ecoestadistica.com