31-12-2019
 

Misa por Cromañón: Nos une la indignación por la vida joven pisoteada



 





El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Eduardo Lozano, predicó este 30 de diciembre la homilía en la misa en la catedral de Buenos Aires al conmemorarse 15 años de la tragedia de Cromañón, en la que murieron 194 personas, en su mayoría jóvenes, durante un recital del grupo de rock Callejeros en un local del barrio porteño de Balvanera.

La celebración eucarística fue presidida por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, y concelebrada por monseñor Lozano y el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor José María Baliña, además de los sacerdotes César Femia, Jordi Sabaté y Martín Rebollo Paz.

Monseñor Lozano, que desde el 30 de diciembre de 2004 acompañó espiritualmente a familias y sobrevivientes, dijo que a familiares y amigos de las víctimas los convoca a este templo la búsqueda del consuelo de Dios y de los hermanos.




“Venimos como hombres y mujeres de fe, aún reconociendo entre quienes estamos aquí distintas prácticas y tradiciones religiosas”, precisó.

“Nos une una experiencia desgarradora de dolor. Nos une la noche del 30 de diciembre. Nos unen aquellas horas de incertidumbre y búsquedas desesperadas. Recordamos los ninguneos y también los compromisos de personas desconocidas”, sostuvo, y destacó que hubo gente que “se puso la tragedia al hombro y otros que se conformaron con seguir las noticias”.

El arzobispo puntualizó que también “nos une el dolor por las consecuencias de la corrupción y la indolencia de la burocracia” y subrayó: Aquí estamos. De pie. Dando testimonio del amor que no guarda en el olvido a los que murieron, a los que sobrevivieron, a las familias y amigos. El amor nos hace decir ‘presente’ delante de la sociedad y ante Dios en este templo catedral de Buenos Aires que es su casa y la de sus hijos. Lugar de encuentro, oración, consuelo”.

“Nos une además la indignación por la vida joven pisoteada. Por la falta del cuidado de los demás. Indignación por los sobornos, por la búsqueda de dinero sin tener en cuenta la seguridad de quienes fueron a una fiesta”, aseveró.

“Pidamos al señor que la vida sea valorada y protegida como se merece por la dignidad que él nos dio”, pidió monseñor Lozano ante los presentes, que encendieron 194 velas, una por cada víctima.

Algunas horas después de aquella tragedia en el local de Once, el entonces papa Juan Pablo II envió un telegrama en el que expresó su "profundo pesar" por las numerosas muertes jóvenes.

En la madrugada del 31 de diciembre de 2004 Bergoglio, hoy papa Francisco, visitó a heridos en hospitales y cada tanto presidió misas durante el aniversario. Siendo pontífice envió numerosos mensajes de consuelo y cercanía a familiares de víctimas.+

 

 

 




Autor: Redaccion de TodosUnoTV
Visitas: 31

Noticias Destacadas

Te mostramos pequeños grandes Estadios

El día que el Trinche Carlovich en Andes Talleres jugó contra el Milán

Cómo garantiza el Derecho Canónico la salud espiritual de los fieles en tiempo de Covid-19

 

 

 

sofiplast

 

 

 

TodosUnoTV en sus transmisiones en exteriores utiliza Equipamiento LR-TECH

 

 

 

 

 

 

IMPORTANTE: Los artículos y comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan.

Diseño Web y Hosting WDLHOSTING Todos los derechos Reservados ecoestadistica.com