24-11-2019
 

Y… el médico operó



 



En la nota referente al partido anterior contra CAVA, el Agrio sostenía que el paciente (léase Central Córdoba de Rosario) estaba mal y que a esta altura de la dolencia (léase torneo), necesitaba cirugía urgente y qué el médico de cabecera (léase Tati Bustos Montoya) debía animarse a la operación. El Tati se puso el birrete, el barbijo, los guantes de látex y… el médico operó.

No sólo cambios de apellido, sino también de táctica, de ubicación y de mejorar el funcionamiento. Para lograr tal objetivo empezaba con una baja sensible, la del hasta ahora mejor jugador y más regular del equipo Bautista Carrera. Acertó en correrlo a Trejo a su puesto natural, de doble cinco, al confirmar los marcadores de punta Sgotti y Pignani cada uno en su perfil y al dejar para los minutos finales los ingresos de Tedesco y Cereseto. Algo así cómo poner la heladera en la cocina y el inodoro en el baño.

Pero demás está decir que para que todo esto se vuelva un engranaje aceitado hará falta el esperar y persistir varias fechas, la enfermedad tiene su proceso y la cura otro tanto.

La gente de Ituzaingo llegó a Rosario con la sana y honesta intención de jugar, pese a sus propias limitaciones, desde la tenencia de la pelota y el Charrúa peleaba el medio pero sigue adoleciendo de un jugador que sea un enganche o un conductor natural. Los jugadores de Central Córdoba recuperan y salen disparados hacia el área rival, pero nadie piensa, nadie hace la pausa.

Dentro de lo que hasta hoy se vio en el plantel el único exponente que podría cumplir esa tarea es el lesionado Armoa, los demás intentos en ese sentido no han dado los resultados esperados. Alexis Martínez asoma como un jugador con enorme futuro y que tal vez pueda llegar a cubrir ese puesto, pero al momento en su intento de jugar rápido alterna buenas y malas y no clarifica. Raimondo por su parte es una topadora que cuando encara con decisión puede desbaratar cualquier defensa, pero tampoco logra convertirse en un distribuidor de juego.

En cuanto al partido contra el Rayo Verde en sí, comenzó mejor la visita, hasta el minuto 14´en dónde el árbitro Battaglia le inventa un penal a Casini, lo tuvo alquilado toda la tarde al primer marcador central, que el polifuncional Acevedo cambia por gol.

De allí en más pareció despertar el Charrúa, que se había mostrado excesivamente abúlico y dejó expuesto que la defensa de Ituzaingo era muy endeble, especialmente en cuanto a poder rechazar los centros que comenzaron a llover en su área. Así Córdoba tuvo varias oportunidades de empatar con sendos cabezazos de Casini y Yassogna que se fueron por poco.

Y la amenaza se concretó en el gol del empate, escalada de Pignani por izquierda, centro, rechazo que le queda a Ferrari al borde del área y con impecable volea al ángulo extiende su racha goleadora, un verdadero golazo.

Durante el segundo tiempo ambos técnicos realizaron cambios con la intención de llevarse los tres puntos, por el lado de Ituzaingo cabe señalar el ingreso de Carranza y toda su carga histórica de calidad futbolística tan ligada a los colores verdes y negros, más un pibe rapidísimo en la delantera que en el club del oeste bonaerense despierta muchas esperanzas Lucas Rey. Algo así como el gatillo y la bala. Y fueron algunos minutos complicados para el local porque Carranza con su sapiencia parecía adueñarse del medio campo, pero alcanzó con que el Tati lo mande a Trejo a encimarlo para que el Charrúa recupere el protagonismo hasta el final.

Los ingresos de Raimondo, Tedesco y Cereseto le dieron mucha fuerza al ataque rosarino, pero ante la ausencia de un enganche se volvió un equipo cortado y la pelota volaba de los defensores a los delanteros. Así todo el envión blanco de los azules de Tablada (por qué no jugamos con la azurra, misterio misterioso) parecía imparable y que el segundo gol sólo era cuestión de tiempo.

Pero el tiempo pasaba y ese gol no llegaba, hasta que tenemos 3 minutos dementes en el partido, son los que van desde el 91´en que un defensor toca para el arquero Pisano y éste increíblemente en vez de patear toma la pelota en sus manos, cobra Battaglia y cómo si sintiera culpa de haber cobrado jugada tan inusual pone la pelota en el borde del área grande en vez del área chica dónde se había cometido la infracción. Ejecuta Lazo, hay rebotes y le queda a Casini que perfectamente habilitado marca el gol, pero lo dicho, Battaglia lo tenía alquilado y le anula el tanto por un supuesto orsay inexistente. Entre protestas y manotazos se agotaba el tiempo de descuento, 4 minutos, pero en el minuto 93´con 50 segundos el señor árbitro cobra un faul imaginario a favor del charrúa. Otra vez Lazo, centro perfecto, la defensa de Ituzaingo que quiere tirar el achique o algo parecido y deja sólo a Esquivel que conecta un cabezazo fuertísimo que deja sin chances al arquero visitante y se terminó la historia de este encuentro.

Para cerrar, se operó y con riesgo, pero el paciente respira, se puede recuperar plenamente. Eso sí, hay que controlar muy de cerca el post operatorio, cómo en otra oportunidad en que el Agrio pedía atención a la resaca.

Me despido, como siempre, disculpándome si mi crítica molesta a algún alma sensible.

-Pablo Adrián -El Agrio-

 

 

 




Autor: Redaccion de TodosUnoTV
Visitas: 159

Noticias Destacadas

En vivo: TodosUnoTV - TodosUnoRadio

Decí la verdad Homero

En vivo: TodosUnoTV - TodosUnoRadio

 

 

 

sofiplast

 

 

 

TodosUnoTV en sus transmisiones en exteriores utiliza Equipamiento LR-TECH

 

 

 

 

 

 

IMPORTANTE: Los artículos y comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan.

Diseño Web y Hosting WDLHOSTING Todos los derechos Reservados ecoestadistica.com