01-10-2019
 

El Charrúa perdió el rumbo



 



Llego el momento de parar la pelota, ponerla bajo la suela, levantar la cabeza, otear el panorama, PENSAR y tomar decisiones, porque lo que le está pasando al Charrúa no es producto de un azaroso meteorito que cayó de improvisto, es la consecuencia de negarse a oír las alarmas que partido tras partido se encendían advirtiendo que la nave estaba lenta pero inexorablemente errando el rumbo.

Hoy la suerte que corramos en alta mar dependerá de si el capitán del buque advierte el peligro y toma las medidas que se deben tomar para reencauzar la nave o persiste en el error y quedamos definitivamente a la deriva. Salto ahora de las metáforas acuáticas al verde césped de la verdad.
El equipo no puede jugar así si pretende mantener las ilusiones de ascenso que todos los hinchas albergamos. Son demasiados los partidos en los que los “errores” las “distracciones” nos cuestan la pérdida de puntos que parecían asegurados, revisando las fechas y resultados me dan 9 puntos “obsequiados”. Ya no podemos seguir repitiendo hasta el hartazgo que cada córner en contra es tan peligroso como un penal, que “el Charrúa se durmió”, ya resulta dispéptico izar esas excusas.

Contra Laferrere volvimos a lo mismo. Cancha difícil pero contra un adversario muy herido (venía de sufrir una goleada estrepitosa). Comienza mejor Central Córdoba, tiene varias jugadas a favor contra tan sólo una en contra (salvada por Giroldi en un mano a mano) y en el minuto 26 una rápida triangulación por el lado de Lazo culmina en un centro rasante y Cereseto que impone su presencia goleadora para el uno a cero.

Parecía que el local se desmoronaba. El Agrio en contacto directo on line con el productor devenido en relator (volvé Vasco, te perdonamos), vociferaba, “Está repinchado Lafe, hay que ganarlo ahora”, pero El Ch arrúa, perdona una, dos, tres veces y al minuto 48 del primer tiempo pasa de perdonar a regalar, se “duermen” todos en defensa, levantan todas las barreras de paso, empate y ni llegan a sacar de media cancha, al vestuario y ya estamos regalando dos puntos.

Comienzo del segundo, misma tónica que en el primero, el Tati que con los cambios se juega a ganador, pero se sigue perdonando y en el minuto 42 tenemos un nuevo ataque de generosidad, habilitamos todos los pases en nuestra área y nos volvemos a Rosario habiendo regalado tres puntos. Fin de un partido que tiene que ser una bisagra.

Lo que más asusta es que junto con el rumbo se está perdiendo mucho de lo bueno que el equipo rosarino traía desde el principio del campeonato. El tema de la actitud es el mejor ejemplo. Éste escriba alabó la actitud ganadora que el técnico insufló al conjunto. Defendí que la actitud sostenía al equipo hasta que apareciera el fútbol, eran los partidos que Córdoba se complicaba (muchas veces sólo) pero lo revertía porque los jugadores salían a pelearía convencidos en sí mismos. Ahora los veo perder esa confianza y es lógico porque los resultados “insólitos” son demasiados y eso va minando la otrora virtud de la actitud.

El equipo ahora protesta mucho, se enoja en demasía, busca culpables dónde no los hay. Los arbitrajes en la C no son de lo mejor, pero eso no es novedad y el del domingo nada tuvo que ver con el resultado, sin embargo luego del segundo gol de Laferrere se perdieron los estribos. Quedaban 3 minutos más 4 de alargue, pero en vez de salir con el cuchillo entre los dientes a buscar el milagro, se eligió la protesta. Lo echan al técnico por protestar exageradamente, el árbitro no lo expulsó a Lazo porque no quiso pero no hubiese estado de más, del alargue nuestro arquero perdió dos minutos en otra protesta. Son señales de que el equipo va perdiendo la fe en sí mismo.

Todo esto es preocupante, pero reversible, si se toma al toro por las astas. Central Córdoba tiene uno de los mejores planteles de la categoría, hay opciones en todos los puestos y se imponen cambios, especialmente en defensa.

Doy mi sincera opinión, no es en contra de ningún jugador, hay que comprender que cómo decía el Bambino a veces hay que volver al banco a algún futbolista para protegerlo, para que recargue pilas. Además cuando un titular va al banco es una oportunidad para otro componente del plantel.

Dicho esto, la defensa charrúa necesita “refrescarse”, no puede seguir Sgotti de tres, uno de los jugadores más talentosos que tenemos, pero totalmente desperdiciado en un puesto antinatural, en dónde los punteros siempre le ganan la raya y tampoco aporta nada en ataque ni cómo salida por tener la pierna cambiada. Tampoco puede seguir Trejo de cuatro, no siente la marca y también su punta es una puerta abierta para el ataque contrario. Creo que es momento para que Sgotti vaya de cuatro y de paso se conecte más con Lazo, pueden armar una excelente dupla por ese carril. Trejo puede volver al medio campo, su lugar natural, más ahora que tenemos lesionados a Armoa y Bracco y se podría dar la oportunidad a un tres natural (léase: zurdo). La dupla central es otro tema a trabajar, si uno mira el segundo gol de Laferrere y ve lo que hacen o mejor dicho no hacen el 2 y el 6 puede sufrir un ACV de la bronca, se podría probar con López o Biñale de 2 o de doble cinco, incluso podría ir Casini a ese puesto y así ver si sumando otro cabeceador evitamos el suplicio del córner en contra.

En el arco tal vez sea el momento de brindarle una oportunidad a Lucas Rodríguez y “cuidar” un poco a San Matías, un arquero que no alterna buenas con malas sino excelentes con pésimas.

En la delantera, sigo con la idea que me gusta más verlo entrar a Cereseto faltando 35 minutos que verlo salir y que ni Ferrari ni Yassogna están para 90 minutos y que tampoco estaría mal que alguno de los dos no arranque de titular sino que ingrese después.

De más está decir que todo esto que acabo de exponer no es palabra bíblica sino opinión subjetiva, que puede o no ser acertada, pero a conciencia de saber que muchos se me enojan no soy de los que critican sin proponer, esa es fácil y cobarde. Sólo espero que entiendan que lo hago movido por mi incondicional amor a la entidad del sur de la incomparable Rosario.

Me despido, como siempre, disculpándome si mi crítica molesta a algún alma sensible.
-Pablo Adrián -El Agrio-

 

 

 




Autor: Redaccion de TodosUnoTV
Visitas: 130

Noticias Destacadas

Decí la verdad Homero

En vivo: TodosUnoTV - TodosUnoRadio

En vivo: TodosUnoTV - TodosUnoRadio

 

 

 

sofiplast

 

 

 

TodosUnoTV en sus transmisiones en exteriores utiliza Equipamiento LR-TECH

 

 

 

 

 

 

IMPORTANTE: Los artículos y comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan.

Diseño Web y Hosting WDLHOSTING Todos los derechos Reservados ecoestadistica.com